Ser para emprender

el yo y el espejo

 

“No nos bañamos dos veces en el mismo río” Heráclito

Desde la antigüedad se tenía claro que el mundo está en un constante cambio, en un constante devenir, como lo decía el filósofo Heráclito; por ello, no es posible pensar que el ser humano sea un ser estático, sin movimiento.

Pero por qué tener en cuenta este simple principio para lo que pretendemos. Pues bien, hoy en día es importante que seamos conscientes de quiénes somos, qué nos motiva, nos inspira, nos mueve.

Por años, se ha cometido el error de pasar por alto este el primer paso que debería ser fundamental en nuestras vidas y es todavía más importante cuando queremos emprender y desarrollar nuestro propio proyecto.

Pensemos en Sebastián, un personaje que nos ayudará a caracterizar nuestra idea de SER. Este es un joven de 16 años que se enfrenta a la importante decisión de decidir qué quiere estudiar en la universidad, o mejor, qué quiere hacer por el resto de su vida.

A Sebastián le gustan las matemáticas y le va bien en sociales, pero no logra visualizar por qué campo irse, pues entiende que no solo le basta con que sea bueno para eso, sino, que sin saberlo siente que hay algo más allá, algo que no logra entender.

Además, es un niño que tiene una sensibilidad muy grande hacia la sociedad, le duele que otros niños no puedan tener lo que él sí y que no tengan sus mismas oportunidades.

Con todo esto y sin una guía clara, cómo hace un pequeño como este para elegir correctamente, o mejor aún, para estudiar algo que le permita pontenciar sus habilidades, esas que muy seguramente no conoce.

La cuestión es que por mucho tiempo nos han vendido la idea de seguir un modelo que en realidad no funciona para los tiempos de hoy. Lo que necesita un niño como Sebastián es encontrar un guía con el que pueda reflexionar acerca de todo lo que lo rodea y qué camino coger.

Por ello, es importante que no solo los jóvenes y los niños, sino también los adultos se tomen el tiempo de explorar su mundo interior, su carácter, personalidad y demás elementos con los que puedan descubrir su pasión.

Hoy en día, así como Sebastián, hay muchas personas que esperan por encontrar su misión en el mundo, es por esto que les comparto aquí algunos aspectos para identificar y empezar a trabajar sus habilidades.

Empecemos definiendo quién eres. Eso no significa decir si eres un ingeniero con maestría y doctorado, sino que va más allá, por ejemplo, soy un loco soñador que se imagina salvando a los animales en vía de extinción, amas la fotografía y morirías por vivir en un safari por lo menos tres meses. Esta es la diferencia.

Todo consiste en averiguar desde lo más profundo qué te gustaría hacer, puede ser lo más alocado, piensa a los siete años qué querías ser cuando grande, luego mira que de lo que haces ahora se parece y reflexiona.

Los seres humanos solemos dejar lo importante de lado por lo urgente y se pasan los años y no nos damos cuenta que media vida se nos olvida, la abandonamos y perdemos pedacitos de felicidad por no ser cuidadosos con nuestros sueños.

Entonces te invito como siempre a que reflexiones y te des uno minutos para pensar en estas preguntas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: